KiVa programa

KiVa es un programa contra el acoso escolar basado en las investigaciones, ha sido creado y desarrollado por la Universidad de Turku  y  ha sido financiado por el Departamento de Educación y por el Ministerio de Cultura.

La eficacia del programa KiVa ha sido demostrada mediante una prueba controlada a gran escala. Otros estudios también han demostrado la eficacia del programa fuera de Finlandia.

El programa KiVa recibió el premio Europeo de Prevención del Crimen en el año 2009, al mejor artículo de Política Social en el 2012 y cuatro premios nacionales en los años 2008, 2010, 2011 eta 2012.

PREVENCIÓN, INTERVENCIÓN Y SEGUIMIENTO

KiVa trabaja en dos parámetros diferentes: en la prevención y en la intervención. Se ha demostrado que de las dos maneras se trabaja de un modo muy eficaz. El programa entiende que la prevención es fundamental, pero no se olvida  que también hay que hacer frente a los casos de acoso. Para ello, el programa KiVa ofrece recursos para responder de manera eficaz, rápida y sistemática; ya que es consciente de que no existe ninguna prevención/esfuerzo que haga desaparecer el acoso por completo.

El seguimiento es fundamental para KiVA, por eso hace un continuo seguimiento a la situación de la escuela y a los cambios que se puedan generar por el paso del tiempo gracias a los recursos online.

Como ya se ha mencionado, KiVa une las acciones universales (prevención) y las intencionadas (intervenciones). Las acciones generales,  son para todos los alumnos/as de Primaria (lecciones y juegos on-line), y el objetivo principal es prevenir el acoso escolar.

Las acciones intencionadas se utilizarán cuando se dé algún caso de acoso. El objetivo son los niños/as y adolescentes que han participado como víctima o agresor en algún caso; teniendo en cuenta los demás alumn@s que protegen a la víctima. En este caso el objetivo es parar el acoso.

Estas intervenciones se utilizan cuando los profesionales del centro se percatan de algún caso de acoso. Para eso, el centro derivará todo el proceso a un grupo de profesores que forman el grupo KiVa, estos tendrán conversaciones individuales o grupales con los implicados. Además, animan a los alumnos/as que tienen una conducta prosocial a que ayuden a la víctima.  

En este proceso la familia de estos alumnos/as también ayudarán desde casa con los recursos como pueden ser los consejos y las pautas  que tendrán a su disposición. Es de vital importancia que las familias se tomen muy enserio las situaciones de acoso y que tengan una estrecha colaboración con la ikastola. Hay que tener confianza en la ikastola y en la manera de actuar de ésta. Hay que hablar con los hijos/as del acoso.

Hay que animar a los niños/as para que no sean partícipes del acoso, a que protejan a la víctima y a que cuando vean cualquier situación de acoso se lo digan a un adulto.

Más información